En el presente artículo se pretende abarcar y reflejar uno de los mayores problemas en el acceso a las nuevas tecnologías de la comunicación y la información ya que probablemente sea la mayor brecha digital que existe en dicho acceso.

En primer lugar, es necesario definir a qué llamamos brecha digital y ver como esta, aumenta en las edades más avanzadas.

La brecha digital es cualquier distribución desigual en el acceso, en el uso, o en el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación entre grupos sociales.​

Es decir, la brecha digital, se puede producir por dos motivos: La falta de equipamiento para acceder a la información y/o comunicación a través de las nuevas tecnologías y/o la falta de conocimiento para llevar a cabo ese acceso de manera correcta y segura.

Como se ha reflejado anteriormente, se produce una distribución desigual entre grupos sociales por diferentes variables o por fusión de las mismas: género, cultura, edad, si la persona reside en el ámbito urbano o rural, etc.

Lo que nos atañe en este pequeño artículo es la brecha digital en función de la edad de la persona, ya que visualizando datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) existe una gran diferencia en función del grupo de edad.

Los datos del INE reflejan que, en 2021, por ejemplo, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, existía una diferencia del 33,3% entre las personas de menos de 35 años que han utilizado internet en los últimos tres meses del mismo año y las personas mayores de 65 años que lo han utilizado, también, en los últimos tres meses.

Dicho de otra forma, el 100% de las personas menores de 35 años usaron internet en los últimos tres meses frente al 66,7% de las personas mayores de 65 años, en el momento en que se hizo la encuesta del INE.

Hay algunos estudios que hablan de la barrera del edadismo hacia las personas mayores y también el autoedadismo de las mismas a la hora de acceder a las nuevas tecnologías.

Para contextualizarlo, es necesario saber que el concepto de edadismo, hace referencia al estereotipo o prejuicio hacia las personas en función de su edad.

Esto es lo que hemos podido ver en los cursos desarrollados a través del proyecto “Competencias Digitales para crecer” y es necesario prestar atención a la temática aquí descrita si queremos avanzar como sociedad.

 Teniendo en cuenta todo lo expuesto, podemos hablar de diferentes tareas pendientes para contrarrestar dicho prejuicio y poder así subsanar la gran brecha digital en función de la edad que refleja la estadística del INE:

Por un lado, se pueden llevar a cabo campañas de sensibilización donde quede reflejado este estereotipo, sus consecuencias y se intente romper con él.

Por otro lado, tener en cuenta a las personas mayores, detectar y analizar sus necesidades a la hora de elaborar contenido de formación en alfabetización digital y así poder llevar a cabo formaciones más accesibles y adaptadas para todas las personas.

Estas son solamente algunas propuestas que pueden ayudar a paliar el edadismo en el acceso a las nuevas tecnologías y para ello las asociaciones y las instituciones públicas deberían de poner el enfoque en esta cuestión.

Artículo referente al curso realizado por Horuelo en Borox (TO) celebrada entre el 11/04/2023 al 09/05/2023

#CompetenciasDigitalesCLM

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Financiado por la Unión Europea – #NextGenerationEu

Con el apoyo y financiación del Gobierno de Castilla – La Mancha con la Consejería de Bienestar Social CLM

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad