Nos encontramos en Quintanar del Rey, Cuenca, impartiendo un curso de competencias digitales, coordinado por la EAPN. Es cierto, que Llanero Solidario, tiene su ámbito de actuación en la provincia de Albacete, pero Quintanar del Rey pertenece a la comarca de la Manchuela, donde trabajamos desde hace muchos años con nuestro proyecto de inserción social y agroecología: Germina.

Nos hemos encontrado una localidad abierta a la diversidad cultural. Quintanar del Rey es un pueblecito ubicado en la provincia de Cuenca, donde la población marroquí ha encontrado un lugar donde establecerse y enriquecer la vida local. Así en nuestro curso contamos con un alumnado mayoritariamente mujer (como va siendo habitual) y de cultura árabe. Repasamos en este artículo algunos de los desafíos y aportaciones de la población marroquí en nuestros cursos

  1. Mujer

Lo primero tenemos que hablar de la mujer marroquí, porque nuestros cursos, y este de forma tajante, tienen una presencia mayoritaria de participación femenina.

El Curso celebrado en Quintanar tiene seis participantes, de los que la totalidad son mujeres.

  1. Formadas y con mucho interés

En este curso son mujeres con un nivel bastante bueno con los ordenadores y de los móviles, muchas de ellas traían el teléfono de su hijo.  Es una población dedicada exclusivamente al cuidado de su familia (en Quintanar una de ellas trabajaba en el Champiñón, pero el resto se dedicaban a su hogar).

En cuanto a su formación, en el curso de Quintanar de las seis mujeres de origen marroquí del curso, tres ya habían manejado el ordenador, dos tienen el bachiller y una la Eso en su país. ¨La verdad, solo puedo decirte que son las más puntuales, responsables y trabajadoras¨, nos comenta Susana, la docente de Competencias digitales en Quintanar del Rey

  1. Buenas compañeras

En algunas ocasiones el idioma ha sido un problema o, la  verdad, es que no. En el curso de Quintanar dos ellas tienen dificultades con el idioma, pero lo hemos podido solventar con el traductor de Google y, sobre todo, con la inestimable ayuda de sus compañeras, que en todo momento estaban dispuestas a contarles lo explicado en árabe.

Esta ayuda, mezcla cultural era un divertido aporte y un juego que enriquecía las clases

  1. Aporte cultural

Uno de los días de clase, en el descanso, las alumnas marroquís trajeron henna y nos hicieron al resto del alumnado y a Susana, nuestra docente, increíbles tatuajes en las manos.

Si hay que traer dulces, té, comida, cualquier ocasión de enriquecernos con su cultura, son las primeras.

En conclusión, si hay algo que nos enriquece en Llanero Solidario en nuestros proyectos, y en concreto en este de Competencias Digitales, es el aporte cultural de muchos de nuestros alumnos. En la población marroquí en concreto, por regla general nos hemos encontrado mujeres, que la mayoría se dedican a su familia, con gran interés de aprender en competencias digitales, muy hospitalarias y deseosas de hacernos partícipes de sus tradiciones y culturas, algo que hemos recibido como un gran regalo laboral.

Artículo referente al curso realizado por Llanero Solidario en Quintanar del Rey (Cuenca) celebrado del 01/06/2023 al 20/06/2023

#CompetenciasDigitalesCLM

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Financiado por la Unión Europea – #NextGenerationEu

Con el apoyo y financiación del Gobierno de Castilla – La Mancha con la Consejería de Bienestar Social CLM

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad