La brecha digital en el ámbito rural; A través de los datos del Panel de Hogares de la CNMC, en el segundo trimestre del pasado año, 2022, se puede comprobar cómo todavía sigue existe un descenso en la disponibilidad de servicios de comunicaciones electrónicas en la vivienda principal cuando el municipio de residencia tiene un menor número de habitantes. La brecha digital en cuanto a la telefonía móvil está algo más igualada, aunque con diferencias, es menor que la brecha digital en el acceso a internet.

Tres conclusiones relevantes

Al analizar los motivos declarados por el que estas personas no tienen acceso a Internet en la vivienda principal en las estadísticas del INE de 2021, en las poblaciones de menos de 10.000 habitantes podemos deducir tres conclusiones importantes:

En primer lugar, que esta falta de acceso no se debe, en mayor medida, por la carencia de banda ancha en su población. En este caso, solamente el 9% alega ese motivo, es decir, que no tenía banda ancha fija en la población en la que residía. También, un 7,7% de las personas explicaban que el motivo de acceso era por falta de banda ancha móvil en su zona.

Por otro lado, el primer motivo, con un 79,7%, argumenta que no tiene internet en su vivienda porque no lo necesita y el segundo motivo, con un 64,8%, que posee pocos conocimientos para usarlo. Este último dato, es un indicador relevante para intentar romper con la brecha digital en el mundo rural y urbano ya que, a través de píldoras formativas, por ejemplo, las personas podrían empezar a tener curiosidad y a encontrarle la utilidad al acceso a Internet para mejorar su condición de vida.

Por último, el 25,4% ha contestado que no tiene internet en su vivienda por el coste que supone el equipo y la conexión. Este dato podría ser un incentivo para crear espacios públicos con acceso a equipamiento y conectividad en dichas poblaciones de menos de 10.000 habitantes y ayudar a paliar la brecha digital por ese motivo.

La brecha digital en el ámbito rural

Estos datos nos llevan a pensar que existe una mayor exclusión, no solo digital, si no también financiera y administrativa de las personas que residen en el ámbito rural. Ya que tienen menos posibilidades a la hora de acceder, por ejemplo, a la banca digital o a relacionarse con los servicios públicos de manera electrónica a la hora de realizar cualquier trámite. Curiosamente, es en el ámbito urbano donde se concentran la mayoría de servicios públicos y a donde se tienen que desplazar las personas que residen poblaciones rurales para poder hacer gestiones básicas suponiéndoles un mayor gasto económico y de tiempo.

El presente proyecto tiene como finalidad paliar muchos de estos aspectos de la brecha digital. “Competencias Digitales para crecer” se desarrolla en poblaciones de Castilla La-Mancha. Horuelo ha tenido la oportunidad de colaborar con los Ayuntamientos de poblaciones rurales ya que el lugar donde vivimos las personas condiciona tanto, que incluso teniendo en cuenta la población más joven, y con una altísima inclusión digital, también muestra diferencias entre las poblaciones de carácter rural y las urbanas.

 

Artículo referente al curso realizado por Horuelo en Alameda de la Sagra (TO) celebrado del 10/05/2023 al 25/05/2023

#CompetenciasDigitalesCLM

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Financiado por la Unión Europea – #NextGenerationEu

Con el apoyo y financiación del Gobierno de Castilla – La Mancha con la Consejería de Bienestar Social CLM.

 

 

 

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad