Autoría: Aurelio de León

Durante las cuatro semanas en las que se ha desarrollado el curso Competencias Digitales para Crecer, en la Asociación Sociocultural Aurelio de León hemos abordado la seguridad como eje transversal de todos los contenidos. Terminar con la brecha digital implica también terminar con las brechas de seguridad.

Desde el primer día de curso, con la metáfora del martillo (un martillo no es en sí mismo ni bueno ni malo, es sólo una herramienta que las personas podemos usar para el bien o para el mal y lo mismo ocurre con los dispositivos TIC) hemos tratado de concienciar a las 15 participantes en el uso responsable y seguro del ordenador, teléfono o tablet conectados a internet.

Solemos pensar que la ciberseguridad es algo de las empresas, las administraciones o los ordenadores y teléfonos de los demás. Pero la seguridad informática es cosa de todas las personas que tenemos acceso, ya sea de forma continua o esporádica, a cualquier dispositivo TIC.

Blog Aurelio de León
Frenar los ciberataques con concienciación y conocimiento informático

En muchos casos coincide que los colectivos más vulnerables, las personas en riesgo de exclusión, son también las que tienen un nulo o escaso conocimiento en el uso de las tecnologías y este desconocimiento las hace más vulnerables a los ciberataques: el principal problema respecto a la ciberseguridad es el desconocimiento de la tecnología y de su utilización. La seguridad de los usuarios y el freno a los ciberataques se puede reforzar con concienciación y conocimiento.

El fraude de la llamada del técnico, el mensaje de un paquete misterioso, el mail que nos pide datos personales, las ofertas demasiado buenas, devoluciones de dinero inesperadas, un extraño mensaje del banco… Quien quiere atacar sabe de las debilidades, desconocimiento o inconsciencia de muchas personas en el uso de sus aparatos y aplicaciones. Sabedores de la poca atención que ponemos cuando navegamos por internet, cuando instalamos aplicaciones o cuando las usamos, tienen muchas vías para acercarse a nosotros.

Enfocarnos en el problema

Un objetivo crucial de la formación en competencias digitales es enseñar a “investigar” la seguridad al propio usuario. Pero de forma comprensible, teniendo en cuenta la edad, las dificultades cognitivas, el nivel formativo, la capacidad de lectoescritura, etc., animándoles a explorar y tocar la configuración, a preguntar, a informarse (nadie es menos por demostrar su desconocimiento en algo), a prestar mucha atención a lo que hacemos y cómo lo hacemos. No se trata de tener miedo sino de tener conocimiento y responsabilidad cuando utilizamos internet.

Aunque es muy difícil, por no decir imposible, saber en qué medida van a aplicar los participantes el conocimiento adquirido en materia de seguridad informática a su vida cotidiana, estamos muy satisfechas con los contenidos impartidos a lo largo del curso. Pero no debemos olvidar que la formación en ciberseguridad no termina el último día de curso. Se trata de conocimientos en continua actualización y continua e imprescindible concienciación. En este sentido, las campañas informativas masivas deberían ser mucho más frecuentes y extenderse a toda la población, ya que en la actualidad, nos guste más o menos, todos somos usuarios de la red de forma directa o indirecta y por lo tanto vulnerables.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad