El recorrido que han llevado las videoconferencias desde la primera vez que pudo realizarse la primera, a finales de los años cincuenta, hasta nuestros días es inmenso y sin ellas durante la pandemia de la Covid-19 no hubiese sido posible la realización de los múltiples trabajos que se han llevado a cabo desde casa de forma segura y evitando miles de contagios.

Durante el curso de Competencias Digitales para Crecer hemos conocido las diferentes plataformas que existen para la realización de estas videoconferencias. A los alumnos y alumnas se les ha enseñado a realizar videollamadas grupales con las principales aplicaciones de mensajería instantánea como son Whatsapp, Telegram e incluso desde las redes sociales como pueden ser Facebook e Instagram.

También hemos visto y prácticado el uso de las aplicaciones más enfocadas a videoconferencias formal como pueden ser Zoom, Teams, Google Meet, Discord…

A pesar de lo vivido en la pandemia y del aumento del uso de estas aplicaciones, hace ya casi tres años, a día de hoy hay gente que desconoce por completo el uso de este tipo de comunicación y desde IFAD creemos firmemente que les viene muy bien conocer estos diferentes métodos para así poder darle un uso correcto cuando les sea necesario.

 

Pero… ¿Cuál es la historia de las videoconferencias? 

En 1936 se crea en Alemania una red interna de comunicación. Se trataba de un circuito cerrado de televisión que permitió realizar las primeras videoconferencias.

Aunque no fue hasta el año 1959 cuando se crea el prototipo PicturePhone de la empresa AT&T (América) en que ya se utilizó un sistema de comunicación bidireccional por lo que la comunicación se volvió más completa. En 1964 fue llevada a la Feria Mundial y fue allí donde consiguió múltiples inversores necesarios para su desarrollo debido al alto coste que suponía una llamada por aquella época, 610 dólares el minuto que equivale a unos 570 euros.

Ya fue en los años 90 cuando dieron un gran salto con la mejora de la interfaz y los complementos como pueden ser las cámaras, micrófonos… Ya en el siglo XXI con la aparición de Skype y Messenger se permitía una conexión desde cualquier parte del planeta. En 2012 ya se podía realizar videoconferencias colaborativas por lo que se podían compartir archivos y dar soporte en la nube. Con la aparición de los Smartphone aumenta el uso de este tipo de comunicación.

En el año 2020 cuando en el mes de marzo fuimos confinados y se “paralizó” la vida tal y como la conocíamos hasta ese instante las plataformas de videoconferencias experimentaron un boom multiplicando sus usuarios y usuarias de forma espectacular. Por ejemplo la aplicación zoom pasó de tener en el año 2019 10 millones de usuarios y usuarias a llegar a los 300 millones durante el año 2020 y esto fue debido a que el único método de trabajo y estudio de las personas era el de las videoconferencias.

 

Oportunidad para crecer

Es por ello que agradecen recibir y tener la oportunidad de realizar estos cursos y mucho más que se les proporcione la posibilidad y las facilidades de obtener un equipo con el que poder realizar una búsqueda activa de empleo, realizando entrevistas de manera telemática e incluso si se les concede un trabajo tener la posibilidad de la realización de teletrabajo que es una manera mucho más sencilla de trabajo si fuese necesario compaginar con el cuidado de familiares.

 

Artículo referente al curso realizado por Asociación IFAD en Fuente del Fresno celebrada entre el 15/12/2022 al 27/01/2023

 

#CompetenciasDigitalesCLM

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Financiado por la Unión Europea – #NextGenerationEu

Con el apoyo y financiación del Gobierno de Castilla – La Mancha con la Consejería de Bienestar Social CLM.

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad