Reduciendo el impacto de la brecha digital en personas migrantes y refugiadas; “Competencias digitales para crecer Eapn Castilla la Mancha”es una iniciativa auspiciada por la DG Integración Social de la Consejería de Bienestar Social de Castilla- La Mancha y financiada por NextGenerarion EU de la Unión Europea, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha.

La brecha digital es una realidad que afecta a millones de personas en todo el mundo, y de manera particular a las personas migrantes y refugiadas. Estos grupos vulnerables a menudo carecen de acceso a la tecnología y a Internet, lo que les impide participar plenamente en la sociedad digital y en la economía global.

La cara oscura de la brecha digital

La brecha digital puede tener un impacto negativo en el acceso a la educación, a la formación y el empleo, a servicios sociales o de salud a las personas migrantes y refugiadas. Por ejemplo, sin acceso a Internet, estas personas pueden tener dificultades para encontrar información sobre recursos y servicios disponibles en su nuevo país de residencia. También pueden tener dificultades para mantenerse en contacto con familiares y amigos dejados atrás y para desarrollar nuevas redes sociales y profesionales.

Tal y como refleja el informe Brechas[1], publicado por Accem en 2018, la capacitación digital permite a las personas migrantes y refugiadas mantenerse en contacto con ambos países, el de origen y el de llegada, dando lugar a un nuevo tipo de inclusión transnacional. Mantener sus raíces a la vez que se participa en la vida social del lugar en que se reside se hace ahora viable al contar con el acceso y uso de las nuevas tecnologías.

No disponer de las competencias digitales básicas puede aumentar la exclusión económica y social de las personas migrantes y refugiadas. Muchas empresas y organizaciones ahora dependen de la tecnología para recopilar información y seleccionar candidaturas para empleos, lo que significa que las personas que no adquieren las competencias digitales básicas pueden ser excluidas de oportunidades de empleo y formación.

Desigualdades en el mundo online

Las desigualdades en el mundo online han sido conceptualizadas de diferentes maneras a medida que ha ido avanzando la incorporación de las nuevas tecnologías en la sociedad y, por tanto, han ido evolucionando las brechas digitales. En un primer momento, se estudió lo que se conoce como la primera brecha digital, la brecha de acceso, que distingue entre personas conectadas y desconectadas de los dispositivos tecnológicos. A pesar de que se ha popularizado el acceso a las nuevas tecnologías, continúa siendo relevante el análisis de la primera brecha, siendo aún desigual las oportunidades que tienen distintas personas según la posición en la que se encuentran en la estructura social. La situación socioeconómica de las personas es determinante para lograr el acceso a las nuevas tecnologías. Las personas de origen extranjero que ocupen una posición desventajosa en la estructura económica y social pueden encontrar más dificultades de acceso[2].

¿A qué tipo de dispositivo podemos acceder?

Otra diferencia importante relativa al acceso, que sigue, a día de hoy, contribuyendo a la desigualdad digital, es el tipo de dispositivo al que se puede acceder. El uso del ordenador, en comparación con el teléfono móvil, requiere de un conocimiento especializado y permite realizar actividades determinadas, generando importantes desigualdades el no poder acceder a un ordenador. También el tipo de conexión a Internet disponible, la calidad del material tecnológico o el mantenimiento de la tecnología son determinantes (DiMaggio y Hargittai, 2001; Gonzales, 2015; Vancea y Boso, 2015).

La brecha de acceso no se limita a estar o no conectada/o, sino que en ella también influye la calidad del acceso. Tener conexión wifi en el hogar, disponer de ordenador y teléfono móvil y contar con los medios económicos suficientes para su mantenimiento son aspectos determinantes para lograr una plena inclusión digital. 

Las investigaciones con personas migrantes y refugiadas han puesto de manifiesto que las principales barreras para disponer de tecnología son el precio y la dificultad de acceso, que impiden la posibilidad de optar a las mismas, a pesar de la utilidad que pueden reportar (Alam y Imran, 2015). En el caso de las familias, el precio se puede compartir entre varios miembros y se hace más asequible. Pero hacer frente al coste de forma individual puede ser inasumible, siendo la principal barrera de acceso la económica.

El acceso a Internet

El acceso a Internet por teléfono móvil está hoy en día más difundido que por ordenador. Al ser más barato, más pequeño y más fácil de utilizar se ha popularizado su uso en mayor medida que el ordenador. Si comparamos entre las personas extranjeras y las autóctonas, el uso del teléfono móvil para conectarse a Internet es similar. No obstante, las personas autóctonas hacen mayor uso que las extranjeras del resto de dispositivos, encontrando las mayores diferencias en el uso del ordenador personal.

Reduciendo el impacto de la brecha digital en personas migrantes y refugiadas

Los usos que posibilita un dispositivo u otro quedan diferenciados, encontrando barreras de uso aquellas personas que no tienen acceso a un ordenador y que solo pueden contar con el teléfono móvil para conectarse a Internet. Por ejemplo, la búsqueda de empleo, uno de los usos de mayor importancia para la población extranjera, se complica con el teléfono móvil, que no permite realizar o adaptar el currículum cómodamente. El uso de Internet con fines formativos o de entretenimiento es también limitado si no se dispone de ordenador.

Gracias a la puesta en marcha de la primera formación en Fundación Cepaim Ciudad Real del proyecto “Competencias digitales para crecer” hemos logrado reducir esa primera brecha digital, tanto a nivel de competencias, como posibilitando el equipamiento necesario a 19 personas de 6 nacionalidades diferentes. Con historias de vida muy complejas, y una clara situación de vulnerabilidad social, ayudando al alumnado a participar plenamente en la sociedad de acogida y a tener un futuro más próspero.

 

 

Bibliografía; 

[1] https://www.inclusion.gob.es/oberaxe/ficheros/documentos/Brechas.pdf

[2] https://asociacionportimujer.org/iniciamos-campana-sobre-la-brecha-digital-internetesunderecho/

 

 

 

Artículo referente al curso realizado por Cepaim en Ciudad Real (CR) celebrada entre el 06/02/2023 al 17/02/2023.

#CompetenciasDigitalesCLM

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Financiado por la Unión Europea – #NextGenerationEu

Con el apoyo y financiación del Gobierno de Castilla – La Mancha con la Consejería de Bienestar Social CLM.

 

 

 

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad