Autoría; Llanero Solidario

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la brecha digital y las diferencias entre incluidos y excluidos en este mundo de emails y videoconferencias. Pues, como en otras ocasiones de barreras y falta de oportunidades, las mujeres, de nuevo, tienen las de perder. Analizamos los diferentes obstáculos que encuentra la mujer en su camino al mundo digital

La mitad del planeta tiene nombre de mujer: cerca de 47,4 millones de habitantes registrados en España en 2021, 24.169.362 son mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística. En concreto, en Albacete, del total de habitantes la mayoría son mujeres: en ese año el recuento total es de 89.122 mujeres, lo que supone 3.908 más que hombres…

Total, para no tenernos en cuenta!!

Si además, consideramos que las Naciones Unidas dedica el quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible de su Agenda 2030 a la igualdad de género (¨no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible¨) , sólo podemos afirmar que las nuevas tecnologías con sus más que demostrables beneficios (bienestar de las personas y evolución de la sociedad) deben ser accesibles a TODAS las personas por igual.

Esperanza en el acceso pero …

En España, según también los últimos datos del INE, vamos por buen camino y la primera y segunda brecha digital de género (la primera es el acceso y la segunda las habilidades) se mantiene constante en los últimos años. Un dato, que es un rayo de esperanza, pero, si bien es cierto que las mujeres nativas digitales, en el mundo que llamamos desarrollado, van por buen camino hacia la igualdad, hay otros factores:

La zona geográfica, los recursos económicos, la edad, la educación determinan la diferencia entre géneros. Y, de nuevo es la mujer la que se desvía según más alejado de zonas urbanas, cuanta más edad, menos educación o menos recursos… es en esos casos cuando la brecha digital de género se amplía.

El aumento sostenido del número de ordenadores y de las conexiones a Internet parece indicar que la primera brecha digital (el acceso) puede resolverse en el futuro próximo. Así, acciones como los cursos que imparte Llanero Solidario en la provincia de Albacete, en pueblos alejados de zonas urbanas, coordinados por la EAPN, con la ayuda de la Junta de Comunidades y el Fondo social europeo, ayudan a ir eliminando esta primera brecha.

#CompetenciasDigitalesCLM
Profesiones digitales

En cuanto a la llamada tercera brecha digital, relacionada con las diferencias entre trabajadores y trabajadoras en los sectores TIC (Tecnologías de la información y la comunicación), en la actualidad SOLO, y lo pongo en mayúscula, un 13% del personal profesional de estos sectores son mujeres

El Informe “El coste de oportunidad de la brecha de género en las profesiones digitales”,  de ClosinGap, en colaboración con de Analistas Financieros Internacionales (AFI), y presentado el mes pasado, afirma que las desigualdades de género en las profesiones digitales son producto de convenciones o prácticas sociales ¨entre las que se encuentran la insuficiente corresponsabilidad en los cuidados y en las tareas del hogar; los estereotipos de género que condicionan las percepciones, las expectativas y la toma de decisiones en la etapa educativa y profesional; y el desequilibrio que persiste en la presencia de mujeres referentes en ámbitos de relevancia pública¨.

Consecuencias directas

Este estudio económico explica que la brecha género en las profesiones digitales agravará la disponibilidad de profesionales en estas disciplinas, ¨si no aumenta el ritmo de incorporación de las mujeres a este sector, se tardará más de tres décadas en cerrar esta brecha y no podrá satisfacerse la demanda del mercado digital¨. Así afirman que en 2053 se necesitará casi 3 millones de personas en España y sólo se crean 142.000 empleos anuales. Por lo tanto y si los cálculos no me engañan, faltaran 1,1 millones de personas para contratar en profesiones digitales.

Desde Llanero Solidario apelamos a olvidar los estereotipos y animar a las niñas al estudio de la tecnología, a la necesidad de visibilizar a mujeres líderes que ocupan puestos directivos en estas ciencias. Terminamos con las palabras de Verónica López coordinadora del estudio que hace la siguiente reflexión: «¿Estamos dispuestos a renunciar como sociedad a ser capaces de aprovechar todo el talento femenino?»

¿Qué vas a hacer tú al respecto?

 

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad